viernes, 19 de agosto de 2011

Cosas que NOS quiero hacer


Después de comer he seguido tu consejo y me he metido en el baño. Me he hecho una grandísima paja, estupenda, abundante. Como siempre, pensando en ti, que es lo que me más me gusta, como más me gusta. Y he pensado en cosas que nunca hacemos, pero que me gustaría hacerte, y que me gustaría que me hicieras. Quizás quedarán tan solo en fantasías y ya está, o quizás nos animamos y le demos vida a alguna de ellas.

De las que me gustaría hacerte hay una de ellas que tengo en mente desde hace tiempo: hacerte una comida de coño que te haga reventar de puro gusto. Sólo eso. Calentarte lo suficiente para que se te hinche como se te suele hinchar, abrirte bien el coño con mis dedos, tú bien abierta de piernas para mi, y empezar a lamértelo todo con la lengua. Morderte los labios, el clítoris, chupártelo, atraparlo con la boca, follarte con la lengua, rebañarte el coño entero con la lengua.


Oírte gemir de la manera en que lo haces... Sé que llegaría un momento en que me suplicarías que te follara, pero querría que acabaras en mi boca, que me la llenaras de todo ese líquido que segregas cuando te corres, delicioso, beberte entera. Y luego ir bajando la intensidad, acariciarte con la lengua despacio, dejándote descansar del orgasmo.

Qué quiero que me hagas tú... Bueno, en el fondo ya lo sabes, y quizás algún día te animes, aunque sea por darme el gustazo (nunca mejor dicho). Sé que fantaseas con ello, pero no me dejas que llegue nunca, y a decir verdad tampoco lo fuerzo. Sé a cuántas mujeres les encanta, y sé que a ti la única vez no te gustó. Podría darte mil argumentos, pero no voy a tratar de convencerte. Lo seguiré manteniendo en mis fantasías y ya está, pero en serio que en mi fantasía lo disfrutas como yo.

Me encantan las mamadas que me haces, lo sabes. Pero un día de estos quiero que te tomes tu tiempo. Quiero que te sitúes entre mis piernas, mirando hacia mi, para no perderme nada del espectáculo. Quiero que lo hagas como si te fuera la vida en ello, recorriéndola desde los huevos con la lengua, chupándome los huevos bien, llenándomelos de saliva, y luego engullas mi polla y empieces a mamarla como si te estuviese follando la boca.

No quiero especialmente que te la metas hasta el fondo, pero sí quiero que la disfrutes, y que cuando te canses de mamarla vuelva a atacarme los huevos, que me pajees mientras lo haces, y que llegues con la lengua tan abajo como te apetezca. Quiero que veas mi cara de placer mientras lo haces, y que uses tu lengua de tal manera de vez en cuando pueda ver cómo me recorres la polla con ella.

Pero sabes que llegará el momento, te avisaré y te quitarás. Quizás dejarás que mi leche se esparza por tu cara, cuello, tetas..., pero no pasarás de ahí. Si algún día te animas, quiero que cuando te diga que voy a correrme, aceleres el paso, y me lo hagas como en las pelis porno, recibiéndolo en la boca, enseñándome cómo cae por la comisura de tus labios...

Sólo es una fantasía, y sabes que jamás te pediré nada que no quieras hacer, pero voy tan caliente, incluso después de haberme masturbado pensando en ti, que tenía que ponerlo. Hay cosas mucho más divertidas que esas, así que ya lo sabes, sólo si algún día te atreves (y ni siquiera me avises si lo decides ni me lo digas, lo haces y ya está, nunca lo voy a esperar).

No sabes cuánto te deseo hoy mi vida.

2 comentarios:

  1. ¡Por favor! for please Que things ¡OOOhh! my god.Ya no sé lo que digo

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails